Te estás planteando mejorar tus textos para que tu proyecto de desarrollo personal conecte más, te diferencie de la competencia y te acerque más a tu cliente ideal.

¿Verdad?

Cuando empezábamos a recuperarnos mentalmente de la pandemia, ha comenzado la guerra en Ucrania. Situaciones trágicas que unidas a nuestros problemas diarios nos sumergen en un estado de malestar que se alarga mucho, demasiado.

Por eso no es de extrañar que la demanda de psicólogos y profesionales del desarrollo personal haya aumentado.

Hay más personas que buscan a alguien que les ayude a recuperar el equilibrio y a sentirse bien. Pero también, hay muchas más personas ofreciendo sus servicios de desarrollo personal.

¿Qué quiero decir?

Que, como habrás notado, tienes mucha más competencia en el mercado. Encontrar en internet a un profesional del desarrollo personal es bastante fácil.

¿Por qué necesitas copywriting/ redacción persuasiva si te dedicas al desarrollo personal?

Si hay más competencia, lógicamente, te va a costar más que te escojan a ti y contraten tus servicios.
De ahí, la importancia de diferenciarte, de que tu mensaje no solo se lea sino que conecte con quien lo lee.

Y ahí es dónde el copywriting/ redacción persuasiva puede ayudarte.

¿Qué es eso de la redacción persuasiva?

Sé que la palabra “persuasión” no es una de tus favoritas, y que pensar en escribir de forma persuasiva te genera bastante recelo, ¿verdad?

Lo entiendo y lo comparto.

Mejor dicho, lo compartía.

Hace años relacionaba la venta con la insistencia e incluso la manipulación y la agresividad. Pero cuando descubrí el copywriting me di cuenta de que la venta puede ser amable y honesta. Y que cuando las palabras se basan en una estrategia y tocan la fibra tu mensaje va a calar más.

Va a ser más fácil que te diferencies de la competencia, que conectes con esa persona comprometida con su desarrollo personal y que, por tanto, tengas más posibilidades de que contrate tu servicio.

Porque la redacción persuasiva, si se hace de forma ética, no tiene nada que ver con la manipulación, respira tranquilo/a.
Se trata de escribir para que quien te lea realice una acción: suscribirse a tu newsltetter, dejarte un comentario en un artículo o pedirte una consultoría.

No le estás obligando ni ofreciéndole algo que no es. Le estás explicando qué ofreces, cómo lo ofreces y qué va a conseguir si te contrata.

Porque el desarrollo personal no es una moda.

Se trata de mostrar el valor real de tu servicio, quién eres tú y por qué eres diferente al resto. Tu esencia.

Cómo escribir textos persuasivos si te dedicas al desarrollo personal

Tienes menos de 7 segundos para que quien te lea conecte contigo. Nos cuesta mucho prestar atención y si en esos pocos segundos no eres capaz de enganchar a ese/a lector/a (potencial cliente), se va a ir de tu web.

Y si no te lee, ¿cómo te va a conocer?

Y si no te conoce, ¿cómo te va a valorar?

Y si no te valora, ¿cómo te va a contratar?

Por eso, un copywriter que haya trabajado con psicólogos, con coaches, con profesionales de la salud, el bienestar y el desarrollo personal va a ayudarte a que tus textos enganchan desde el principio y toquen la fibra.

Para eso, es necesario investigar mucho, plantear una buena estrategia y escribir de manera persuasiva.

5 aspectos que has de tener en cuenta para lograr textos persuasivos:

1-Comunica tu porqué

¿Cuál es la razón que te llevó a emprender? ¿Cuál es tu pasión?, ¿Por qué te dedicas a esto y no a otra profesión?

Tu porqué es lo que va a guiarte a la hora de escribir un texto porque es tu esencia y no hay nada más puro que eso.

Los consumidores no compramos una marca, compramos a la persona. Y esto cobra más importancia en el caso del desarrollo personal, de la salud, del bienestar: queremos saber quién está detrás, con qué persona vamos a compartir aspectos delicados de nuestra vida, quién nos va a sostener…

¿Cómo el “Sobre mí” te ayuda a conectar?

Y aunque tu porqué va a reflejarse en todos tus textos, sin duda, donde más claro va a plasmarse es en el “Sobre mí de tu web”.

El “Sobre mí” o “Sobre nosotros” es la segunda página más visitada de una web y es lógico, ¿no crees? Como te decía antes, necesitamos saber quién nos va a escuchar, cuál es su historia.

Escribir un «Sobre mí» no es subir un C.V. y ya está. Eso no transmite pasión, no cala.

Cuando aplicas la redacción persuasiva en el “Sobre mí”:

  • Buscas conexiones con tu audiencia.
  • Muestras tu manera de trabajar.
  • Compartes tus valores, tu compromiso, tu porqué.
Anna Cano muestra en su «Sobre mí» aspectos que conectan con su cliente ideal (El Kyballion) y parte de su historia personal que tienen sentido para ese lector: viajar del exterior al interior, atravesar el desierto y vivir la noche más oscura…No es escribir por escribir ni exponer tus intimidades. Es seleccionar qué parte de tu trayectoria es importante destacar para lograr esa conexión.

2- Define tu voz de marca

Tener clara tu identidad verbal va a lograr que tu marca suene igual en todos los lugares y formatos. Y no solo eso, también te va a ayudar a diferenciarte porque nadie habla igual que tú.

¿Cómo definir tu voz de marca?

  • Conoce tu arquetipo de marca: saber cuál de los 12 arquetipos que en su día definió el psicoanalista Carl Jung, te ayudará a saber cómo plasmar la identidad de tu marca.
  • Elige el tono que mejor se ajusta a tu marca personal: divertido, serio, corporativo…
  • Otórgale un carácter: directo, informativo, personal…
  • Crea tu universo lingüístico: qué palabras usas, cuáles no, las metáforas que sueles emplear, la jerga, etc.

3-Trabaja tu propuesta de valor

Como veíamos antes, tienes muy pocos segundos para captar la atención de una persona. Por eso la recomendación es que te diferencies desde el principio.

¿Cómo diferenciarte de la competencia?

Necesitas una buena propuesta de valor, un par de frases que resuman: qué haces, para quién lo haces y qué van a lograr con ello.

Cómo ha de ser tu propuesta de valor:

  • Sencilla para que quede claro el beneficio principal de lo que ofreces.
  • Específica para tu público.
  • Memorable para que quede en el recuerdo.
  • Única, diferente a las de tu competencia.

En Estrés positivo tienen muy bien trabajada la propuesta de valor: vas a vivir en positivo aprendiendo a gestionar el estrés porque la energía es poder.

4-Define bien a tu cliente ideal

Puede parecerte algo obvio. Pero, créeme, he tenido clientes que no tenían (bien) definido a su cliente ideal (aunque pensaban que sí).

Definir a tu cliente ideal no es decir: es una mujer de 40 años que vive en una capital de ciudad.
Eso es una base, pero hay que profundizar mucho más porque si no tu mensaje no conectará. Cuando quieres comunicar para todos, lo que consigues es que no llegas, de verdad, a nadie.

La persona que te lee, que se plantea reservarte una sesión para que le ayudes a sentirse mejor, ha de sentir que la conoces, que la entiendes.

¿Cómo definir a tu potencial cliente?

  • Trabaja con un mapa de empatía: crea un documento que refleje todo sobre tu potencial cliente: aficiones, pensamientos, deseos, hábitos…
  • Analiza tus estadísticas: mira los perfiles de las personas que te siguen y extrae patrones.
  • Habla con tu audiencia: aprovecha las redes sociales y el email marketing para hablar con las personas que te siguen. Averigua si realmente se plantean contratarte, qué les preocupa, qué les frena para no contratarte… Las encuestas son una buena manera de lograr esa información.

5-Escribe de forma persuasiva

Hasta ahora hemos hablado de aspectos relacionados con tu marca y tu audiencia. Una vez que los tengas trabajados es la hora de plantear la estrategia enfocada a qué quieres conseguir en cada pieza de texto.

Créeme, sin estrategia no vas a lograr el objetivo que deseas: que quien te lea accione, que es el objetivo de la redacción persuasiva (copywriting).

¿Cómo escribir textos de forma persuasiva en desarrollo personal?

  • Potencia los beneficios: las características están bien; los beneficios, mucho mejor. Piensa en qué aporta a tu cliente cada una de las características de tu servicio, cómo le va a hacer sentir, cómo le va a mejorar la vida
  • Usa las palabras adecuadas: no escribas palabras al tuntún. Piensa qué emoción quieres transmitir y busca las palabras que mejor la reflejen. Cada palabra cuenta y tiene su misión dentro de esa estrategia.
  • Dale ritmo a los textos: huye de párrafos interminables que agotan al leerlos. Acostúmbrate a leer en voz alta tus textos antes de publicarlos y así sabrás cómo suenan. Usa negritas, enumeraciones, combina frases cortas con otras más largas…

Un ejemplo es la página de Leticia Benítez, logopeda infantil:

Comunicar tu porqué, definir tu voz de marca, trabajar tu propuesta de valor, definir a tu cliente ideal y escribir de forma persuasiva son cinco aspectos que te van a ayudar, sin duda, a redactar de forma persuasiva y a diferenciarte de otros profesionales del desarrollo personal.

Pero, si ves que aunque fluyes escribiendo, no acabas de plasmar lo que quieres, o que, simplemente, no te da la vida…

Para. Respira. Busca a un copywriter.

Delega en una persona que se dedica a la redacción de forma profesional y consigue esos textos de desarrollo personal que toquen la fibra, muestren todo el valor de tu servicio, conecten con tu público ideal y te diferencien del resto de profesionales de tu sector.

Te ayudo a impulsar tus textos.

¿Hablamos?

Resumen
Cómo escribir textos persuasivos si te dedicas al desarrollo personal
Nombre del artículo
Cómo escribir textos persuasivos si te dedicas al desarrollo personal
Descripción
5 claves para escribir textos persuasivos si te dedicas al desarrollo personal.La redacción persuasiva te ayudará a conectar y diferenciarte.
Autor